Nuevo CD “Homeland, piano music from Argentina Vol. I” de Natalia González Figueroa (2018)

Publicado el 17 de noviembre del 2018

Con música de compositores argentinos: Alberto Williams, Carlos
Guastavino, Alberto Ginastera y Juan Manuel Abras.

 

El disco de la pianista Natalia González Figueroa, Homeland, cuya traducción al castellano sería
“tierra natal”, propone un recorrido por los paisajes sonoros argentinos desde el siglo XX hasta la
actualidad, a través de algunos de sus compositores más significativos, por lo menos en cuanto a lo
que la estética “nacionalista” se refiere.
El viaje comienza con el “impresionismo” folklórico de Alberto Williams, el cual se percibe ya desde
los títulos sugerente de su “Poema de la quebrada” estructurada en tres movimientos.
El ya inconfundible lirismo del santafesino Carlos Guastavino puede ser apreciado en sus Tres
sonatinas del año 1949 escritas en Londres.
Avanzando en el tiempo llegamos al “Nacionalismo subjetivo” de Alberto Ginastera, en el que los
elementos folklóricos se ven acompañados de grandes disonancias y ritmos enérgicos, en su Sonata
Nº 1 dividida en 4 movimientos.
El disco finaliza con un visión más actual del folklore nacional: la “ Chacarera endebussyada ” del
compositor Manuel Abras, que en palabras del reconocido director y compositor Lucio Bruno Videla,
“yuxtapone una selección de elementos musicales de las especies líricas y coreográficas de origen
popular local (chacarera y baguala), y las somete a recursos musicales – en este caso de estética
francesa – apoyando una interculturalidad de larguísima data entre Francia y la Argentina” .
La interpretación de Natalia es impecable, llena de potencia, virtuosismo y energía pero también de
variedad de matices y sutilezas que hacen de este disco una verdadera joya de de la discografía
argentina para piano.

Escuchá Homeland de forma online enSpotify: https://goo.gl/pMZLE9
El CD físico se vende a través de la web de Natalia http://nataliagonzalezfigueroa.com/ y
en MusicaClasicaBA: http://musicaclasicaba.com.ar/tienda/64/Homeland

 

NOTAS PARA EL CD por Lic. Lucio Bruno-Videla | Director – Compositor
El Poema de la Quebrada, Op.79 (1920) de Alberto Williams pertenece al ciclo de ocho poemas para
piano inspirados en el naturalismo panteísta al cual el autor era afecto. Si bien desde la primera audición
se perciben elementos propios del impresionismo, en la obra de Williams los recursos estéticos y
técnico-musicales europeos se combinan de diferentes maneras cobrando nuevos significados ausentes
en sus modelos de origen, como puede notarse aquí en la mezcla del lenguaje armónico modernista,
confrontado a la sencillez y claridad de las frases musicales cerradas de ocho compases, que se
yuxtaponen como si fueran vistas estáticas y asombrosas de paisajes naturales que se van sucediendo
ante la vista del espectador.

Las Tres sonatinas (1949) de Carlos Guastavino fueron compuestas en
Londres. La primera, por su escritura pianística y claridad en la confección de la forma sonata , podría
relacionarse con los autores románticos de la escuela de Leipzig. La segunda, Retama , refleja cierto
hispanismo del cual Guastavino regularmente cultivaba; junto a la tercera – Danza – el tríptico presenta
fluidez en el discurso melódico y técnico, además de conformar una homogénea suite con elementos
rítmicos y melódicos criollos.

La Sonata No.1, Op.22 (1952) de Alberto Ginastera , responde a una
tradición de abordaje local de este género en el piano inaugurada muy probablemente por Ernesto
Drangosch con su Sonata, Op.2 (1895). Un análisis comparado, nos demuestra que también Ginastera
aplica aquí los recursos utilizados regularmente en las obras argentinas por quienes lo antecedieron
yuxtaponiendo y superponiendo técnicas europeas: en efecto, a pesar de la instantánea impresión
vanguardista, la obra en realidad radica su identidad en recursos largamente empleados en la música
local. Por ejemplo, el primer movimiento, se desenvuelve entre elementos politonales, técnica que venía
utilizándose en la Argentina desde Alberto Williams, y una rítmica novedosa basada en elementos
populares criollos enriquecida con los aportes de Bartók. El segundo movimiento, a manera de moto
perpetuo , utiliza una serie dodecafónica que no se desarrolla, respondiendo a uno de los diversos
replanteos de los autores argentinos ante dicha técnica, cuyo antecedente en la creación de temas
musicales incluyendo doce sonidos (no confundir con técnica serial), se remonta también a Alberto
Williams con anterioridad a 1920. El tercer movimiento está constituido por elementos melódicos que
incluyen los doce sonidos en los siete primeros compases, envueltos en un ropaje tonal y melodioso,
climático. El primer y el último movimiento, mantienen una sonoridad de “toccata criolla”, recurrente en
varios autores argentinos de los cuales el primer ejemplo tal vez sean los Gatos, Op.62 (1918) de Williams.

Chacarera endebussyada (2010) de Juan Manuel Abras conforma un coherente cierre de este CD. En
ella, Abras confirma una vez más lo que muestran sus antecesores: la tendencia a crear una manera
propia en la cual se yuxtaponen técnicas llegadas de Europa en diversos momentos cronológicos, pero
superpuestas o yuxtapuestas en otros contextos, dando resultados desconocidos en Europa. Como en
Chacarera meets the Puna , la Suite argentina y otras obras, Abras yuxtapone una selección de elementos
musicales de las especies líricas y coreográficas de origen popular local (chacarera y baguala), y las
somete a recursos musicales – en este caso de estética francesa – apoyando una interculturalidad de
larguísima data entre Francia y la Argentina. Natalia González Figueroa cierra acertadamente el
programa con esta obra de Abras, espiritualmente ligada a la obra inicial de Williams, dando una brillante
conclusión a este panorama sintético de obras argentinas para piano.
Lic. Lucio Bruno-Videla
Director – Compositor

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Estefania Alavarez
¿Quieres recibir mis novedades?
Suscribete